Revisión ginecológica

Todo en orden y a por la siguiente fase

Fuente: IVI. Disponible en: http://bit.ly/1WusFcs
Fuente: IVI. Disponible en: http://bit.ly/1WusFcs

Con este tratamiento he querido hacer todas las cosas típicas que se recomiendan en los libros para el momento previo al embarazo: revisión ginecológica, visita al dentista, cambios en la alimentación, etc. Es cierto que con todos estos tratamientos estamos muy vigiladas en lo que concierne a analíticas y controles ecográficos, pero eso no quita que, una para sentirse bien, haga sus correspondientes pruebas para cerciorarse de que todo está en orden y poder estar tranquila de cara al nuevo tratamiento.

Hace unas semanas acudí a mi ginecólogo de confianza para hacerme mi revisión anual. Allí estuvimos hablando de los tratamientos que llevaba hasta la fecha y me preguntó si al final nos habíamos decidido por la Ovodonación. Cuando le afirmé que así lo habíamos hecho y que ya estábamos inmersos en el tratamiento, nos comentó que en mi caso era nuestra mejor opción y que si todo iba a bien y no surgían más complicaciones, probablemente pronto podría estar embarazada.

Seguir leyendo

Mis tratamientos FIV

Tres ciclos de estimulación diferentes para  la acumulación de ovocitos

Fuente: FIV-Recoletos. Disponible en: bit.ly/1oUhMVO
Fuente: FIV-Recoletos. Disponible en: bit.ly/1oUhMVO

Como ayer os empecé a hablar de la medicación que tengo que usar para mi tratamiento de ovodonación, hoy he decidido escribir esta entrada, sobre mis anteriores FIV, por si a alguien le puede ser de utilidad. Debido a mi inesperada respuesta a la estimulación ovárica, lo que empezó siendo una Fecundación In Vitro convencional, acabó convirtiéndose en un tratamiento de acumulación de ovocitos. En cada ciclo se utilizó una medicación diferente y, por ende, protocolos distintos. En teoría, no todas respondemos igual a la misma medicación, y si algunas veces un tratamiento no da un buen resultado, en otras puede darse que, con el cambio, se obtenga un buen ciclo.  Eso fue lo que me explicaron a mi y por eso fui usando uno diferente en cada ciclo, con la idea de en algún momento los resultados podrían mejorar.

Seguir leyendo

Mi embarazo bioquímico

Lo que fue y no pudo ser…

Fuente: Agostina Serra. Disponible en: http://bit.ly/1QBuUpc
Fuente: Agostina Serra. Disponible en: http://bit.ly/1QBuUpc

Dentro de poco empiezo mi tratamiento por ovodonación y antes quería escribir esta entrada hablando de lo que significó para mi ese embarazo bioquímico que experimenté hace unos meses. Hablar de esto resulta doloroso pero necesito sacarlo fuera para que, de alguna manera, poder decir adiós a esta etapa de mi vida y abrirme a lo que esté por venir, tanto lo bueno como lo malo (espero que más de lo primero). Mi experiencia en los tratamientos de FIV ha sido muy frustante y dolorosa, y mi doctora me recomendó que intentara quedarme con la idea de que gracias a ello sabíamos algo, el hecho de que “puedo quedarme embarazada“. Con el tiempo esta afirmación empiezas a verla como lo que realmente es, pero eso no quita que hay momentos en lo que lo miras con cierta tristeza. Y no… no es fácil saber que estas embarazada y al rato dejar de estarlo. Duele mucho, y más cuando llevas tanto tiempo esperando ese momento y, sobre todo, cuando ese nuevo revés viene de golpe y sin previo aviso.

Seguir leyendo

Y así fue nuestra cita en la Seguridad Social

Los primeros trámites: informes y pruebas para ambos

Imagen con licencia CC
Imagen con licencia CC

Hace dos semanas os conté que habíamos recibido la llamada de la Seguridad Social para darnos nuestra primera cita para iniciar un tratamiento de fertilidad en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Hoy hemos tenido esa cita y hemos acudido ambos para saber que tipo de tratamiento podíamos hacer con ellos.

Como ya os conté en mi primer post, los tratamientos de fecundación in vitro a los que nos hemos sometido hasta la fecha no han salido muy bien. Mi respuesta fue muy baja; por lo que tras tres intentos de estimulación, acumulación de ovocitos y un aborto bioquímico, decidimos ir directos a la ovodonación.

Seguir leyendo

La esperada llamada de la Seguridad Social

Y por fin nos citaron en el centro de Reproducción Asistida de la Seguridad Social

llamada telefónicaAlgunos ya sabéis que el otro día recibí la llamada de la Seguridad Social desde la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Clínico San Carlos. En cuanto empezó a sonar el teléfono y vi un número raro (de esos muy largos) lo cogí con cierta reticencia y cuando escuché “le llamamos para darle su próxima cita en Reproducción Asistida del Hospital Clínico San Carlos el próximo 16 de febrero…”  casi entré en estado de shock. No esperaba esa llamada hasta el 30 de abril (momento en el que hacen los 12 meses de espera) y casi lo tomé como algo que iba a trastocar mis planes. Sinceramente, ¡me quedé helada! y no se porque reaccioné así. Siempre pensé que en el momento que fuera a recibir esa llamada daría saltos de alegría e incluso me emocionaría, pero como han pasado tantas cosas desde que dimos el primer paso en nuestro centro de salud hace ya dos años, esta vía la teníamos ya prácticamente descartada.

Seguir leyendo

El duelo de la infertilidad

¿Qué hacer cuando falla el sistema atribucional?

ache-19005_960_720
Imagen con licencia CC

Verse arrastrado por un tsunami llamado infertilidad no es fácil. En el momento en el que decides poner toda la carne en el asador porque consideras que no hay otra opción que conseguirlo si o si, y no ves resultados satisfactorios es motivo más que suficiente para desmoronarse. En mi caso, después de tres tratamientos infructuosos de fecundación in vitro y un aborto bioquímico, me sumergí en un pequeño cuadro de depresión del que me estaba costando salir. Básicamente empezaba a nadar contra corriente en un momento en el que empezaban a aparecer los calambres y  el agotamiento.

En casi 7 meses han sido muchas las cosas las que se nos han juntado, sobre todo las relacionadas con la infertilidad. Al hallarnos en un continuo duelo en el que no dejaban de aparecer nuevos contratiempos, hacía que poco a poco las fuerzas se fueran mermando, por lo que se hacía cuesta arriba iniciar cualquier tipo de tratamiento. Y si queríamos seguir avanzando había que hacer algo nuevo, recurrir a otro profesional especializado en el área emocional. Y fue en ese momento en el que conocimos a la psicóloga de nuestra clínica.

Seguir Leyendo