¡Ecoespera aprobada!

Nuestro pequeñín ya tiene un latido incipiente

primera-ecografía
Ver en Instagram

El pasado jueves fue un día muy especial. Tras superar los miedos y la incertidumbre de la ecoespera, ese día por la noche recibimos un magnífico regalo, la primera fotografía de nuestr@ pequeñín. Acurrucado en un saquito de 15,62 mm, un pequeño corazoncito empezaba a latir de forma incipiente. Fue un momento único, la primera vez que he podido experimentar esta magia, en la que era mi semana 5+6. En ese instante sentí una inmensidad de emociones. Todas hermosísimas.

Nos ha costado mucho llegar a este momento. Los miedos no nos han abandonado nunca. Cuesta creer que una cosita tan bonita esté dentro de mi, pero ahí esta. Saber que un pequeño corazón empieza a latir es una sensación única, mágica… ¡No he podido tener mejor regalo! Pido perdón por no haber podido publicar esto antes pero es que he andado bastante liada últimamente, pero os cuento con todo detalle todo lo ocurrido ese día.

Seguir leyendo

Anuncios

¿Cómo saber si estás embarazada?

Toc, Toc… ¿Hay alguien ahí?

Foto CC Mujer embarazadaCuando se busca un embarazo de forma natural, una no se da cuenta de qué está embarazada hasta que nota que percibe un retraso en el ciclo menstrual.  Hasta que llega ese momento vives en un mar de dudas sin saber si ese mes habrá ocurrido el milagro. A mi en esos tiempos de búsqueda natural, la regla siempre llegaba puntual salvo un par de veces, en el que me hice un test de embarazo que salía siempre negativo. Con mis tratamientos de reproducción asistida  únicamente llegué a tener una transferencia con un único embrión con resultado positivo. Aunque acabó malamente, en esta última betaespera no he podido evitar comparar cualquier síntoma que pudiera tener con los de aquel momento, ya que inevitablemente relacionaba esas sensaciones que tuve con un resultado positivo.

Seguir leyendo

¿Cómo afrontar la betaespera?

Optimismo VS. Miedo ¿Quién ganará?

Consultar en Instagram
Y así comenzó la betaespera…

Hace 6 días fue la transferencia de mis pequeños Zipi y Zape. Ese día llegué a casa muy ilusionada y esperanzada. Me habían dicho que todo pintaba muy bien, que los embriones no podían ser mas bonitos y que mi útero no podía estar en mejor estado (casi como dar un embarazo por sentado). Llegué a casa casi eufórica, pero las horas pasaron, y al despertarme al día siguiente hice un pequeño amerizaje sobre las aguas turbulentas que caracterizan cualquier betaespera. De pronto llegaron lo miedos. Hasta la fecha he vivido siempre el “va a ser fácil” y he ido experimentando como vas cayendo cada vez más hondo porque las cosas no son como las esperabas. Y también es cierto que a más alto subes, más vértigo sientes después porque eres consciente de cuan grande puede ser la caída. A partir de ese momento empecé a hacer lo que me prometí que no haría: curiosear google y, sobre todo, compararme con mi anterior betaespera con resultado positivo… Y al final, todo se resume a una palabra: miedo.

Seguir leyendo

Oficialmente en betaespera

Ya tengo a mis Zipi y Zape conmigo

13-DE-ABRILAyer por fin fue la deseada transferencia de embriones, el día en el que pudimos traernos a casa a nuestros pequeños Zipi y Zape…  

Ese mismo día por la mañana recibimos una llamada de la clínica en la que nos informaban de que uno de los embriones se había parado por lo que, a día 5 desde la punción, teníamos 7 blastocitos de calidad. Los dos mejores fueron los que prepararon para la transferencia y los otros cinco fueron vitrificados para reservarlos para más adelante.  Como ya os adelanté en la entrada anterior, teníamos para nosotros 8 maravillosos embriones que habían alcanzado el tercer día con una buena división celular. Por lo que se ve uno de ellos empezó a pararse en ese momento y no pudo llegar al día 5.

Seguir leyendo

¡Momentos de plenitud!

Mis ocho guerreros, mis ocho dulces sueños…

8Lo primero de todo es pediros perdón porque los lunes suelo escribir una historia #ExperienciaInfertil pero hoy necesitaba hablaros de los últimos avances en mi tratamiento de Ovodonación ¡Prometo que dentro de poco publicaré la siguiente! Pero mientras dejarme que os cuente todo lo que está pasando en mi vida últimamente, todo aquello que de pronto me está haciendo muy feliz, además de hacerme sentir plena y en paz… Todo aquello que, en un día como hoy, gira en torno al número ocho 🙂

Como ya os he ido comentando a través de twitter, fue a partir del pasado viernes cuando todo ha empezado a ir a un ritmo vertiginoso y las buenas noticias han ido una a una cayendo como si fueran vasos de agua fresca en plena temporada de sequía…

Seguir leyendo

¡Ha ido todo muy bien!

Esta mañana hemos podido depositar la muestra de semen y nos han dado el visto bueno para continuar con el proceso, por lo que no ha sido necesario recurrir al Plan B. Tras pasar unas horas hemos recibido una llamada en la que nos decían que todo había ido bien y para indicarme que esta noche debo empezar con la toma de progesterona. Mañana me darán todos los detalles de como ha ido la punción y cuantos embrioncitos tengo esperándome… ¡Escribiré más adelante una entrada más larga en la que os daré todos los detalles!

Muchísimas gracias por todo… Me siento muy acompañada gracias a vosotras.